Alternativa Latinoamericana
      
background image
Alberta, May-June 2006
1
ALTERNATIVA Latinoamericana
AÑO/YEAR 9 Nº75
MAYO-JUNIO 2006
Alberta - CANADA
ENGLISH SECTION pages 16 - 20
No los van a engañar.
Stephen Colbert
Dios se fue .
Dios se fue
Contrariamente a lo que se esperaba, el
discurso de Bachelet resultó apenas un ofertón
que en nada cambió la decisión de los
estudiantes. Por el contrario, despertó
desconfianzas que no hacen sino revelar la
madurez de su movimiento. Cuando la
Presidenta evoca las carencias que podrían
provocar demandas exageradas: salas cunas,
hospitales, Planes Auges, viviendas, etc., los
estudiantes ven en ello un jugueteo político sin
otro norte que enfrentarlos a otros sectores de
la sociedad.
Con absoluta certeza podemos decir que
la clase política no logra entender el significado
de las propuestas estudiantiles. Primero,
intentaron caricaturizar el movimiento poniendo
en duda el conocimiento que los dirigentes
tenían de la LOCE. Cuando los estudiantes
anuncian el Viernes 2 de Junio, la continuación
del paro y su intención de llamar a los demás
estamentos de la población a participar según sus
propios intereses en la reflexión que llevan a cabo
sobre una nueva educación para Chile, el gobierno cae
en cuenta que las intenciones de los estudiantes son
más profundas y que en esencia se traducen en una
interpelación directa a sus políticas.
Para el ciudadano común está claro que la
educación, su orientación, en fin sus logros, expresan
lo que profundamente sucede en la sociedad. Sin una
autocrítica fundamental es imposible que la clase
política entienda las propuestas de los estudiantes.
No logran internalizar que el movimiento va más allá
del pase gratuito en el transporte público, la PSU o la
JEC. De lo que se trata es de una crítica fundamental
a la sociedad en cuyo seno se estructura el sistema
de educación con su ética, sus signos y sus
representaciones. Si se construye más aulas, más
instalaciones, más infraestructura; si se otorgan más
becas, etc., todo ella no será sino manifestación de
un nuevo sistema que surge de las cenizas de lo
antiguo.
Parte fundamental de las exigencias de los
jóvenes proviene de la conciencia de las
desigualdades que existen en la sociedad. Cuando
ellos llaman a un claustro de reflexión con todos los
estamentos de la sociedad está claro que ven un
sistema educacional inmerso en una sociedad donde
existen actores de movimientos sociales con una
crítica fundamental a la sociedad en que viven. Están
muy conscientes que aquellos que no acceden a una
educación de calidad, serán los excluidos del
mañana. Esto no lo aprenden en libros: lo viven.
En sus casas viven la situación de desempleo
de sus mayores, o de jornadas extenuantes por una
remuneración mínima. Mundo inhóspito y ajeno con
ciudades, como Coronel y Lota, donde se ha instalado
la cultura del desempleo: el abuelo es desempleado,
el padre es desempleado, el hijo es desempleado y el
nieto sabe que su futuro no será mejor. En esa misma
región existe la mayor cantidad de mujeres jefes de
hogar, ya sea porque la miseria ha obligado al hombre
a la búsqueda de otros horizontes, o bien porque el
cúmulo de frustraciones ha hecho imposible la vida de
pareja.
La sociedad chilena ha tomado conciencia de lo
absurdo que es una Jornada Escolar Completa [JEC],
si los cupos de alimentación son limitados y que
aquellos que no alcanzan a inscribirse tempranamente
no les queda otra alternativa que contemplar a los
afortunados que sí pueden almorzar. Con
instalaciones vetustas, en condiciones sanitarias
inaceptables, esto es, falta de baños, salas de clases
que colindan con basurales, o que en invierno se
llueven, hablar de la JEC resulta un chiste cruel. Pero
también resulta absurdo referirse a educación de
calidad cuando ni siquiera el transporte al colegio está
asegurado. Todo eso es de conocimiento público. Las
estadísticas son conocidas, han sido públicamente
discutidas hasta la saciedad. Revelan que el fracaso
de los colegios municipalizados en la PSU, se
corresponde matemáticamente con la condición
socioeconómica de los postulantes: de las familias
que ganan entre 0 y 278 mil pesos mensuales un 42
por ciento obtuvo bajo 450 puntos y en aquellas
familias que superan el millón 400 mil mensual, sólo
el 7 por ciento quedó fuera de las postulaciones.
Las implicaciones de la derogación de la
LOCE son profundas. En primer lugar, los
resultados del sistema de sostenedores revela
que la educación no puede quedar entregada a
grupos de hombres de negocio, o empresarios
educacionales, donde algunos piensan que el
negocio de la educación podría desarrollarse
mediante licitaciones al mejor postor. El
cambio de sistema, significa restituir al Estado
su función docente, única forma de consagrar
horizontalmente el derecho a la educación,
esto es, sin exclusiones de clase. En el nuevo
sistema el Ministerio de Educación tendrá bajo
su control los establecimientos educacionales.
Esto significará asumir la quiebra de la
municipalización de la educación, recuperando
el Estado el control de los establecimientos
educacionales no particulares. En la nueva ley
de educación debe consagrarse el Estatuto de
la carrera profesional docente que elimine
cualquier elemento de flexibilidad laboral, involucrando
en este concepto la dignidad de la función
pedagógica. La dignidad del profesorado se expresa
en remuneraciones y pensiones justas y mejores
condiciones laborales y de remuneración para los
docentes en actividad, los cuales hoy en día se sitúan
a niveles de 40% menores a las de otros
profesionales: abogados, médicos, ingenieros, etc. La
realidad socio económica de los estudiantes exige la
consideración de aranceles diferenciados, así como la
creación de un Fondo Nacional Solidario de la
educación.
Ninguna de las medidas ya mencionadas va
contra la libertad de enseñanza. Ésta refleja una
realidad social, donde los sectores más acomodados
de la sociedad deciden asumir los costos de su
financiamiento. En estos días hemos visto muestras
de solidaridad, cuando alumnos de la enseñanza
particular han ido en auxilio de sus compañeros de
sectores pobres, para prestarles asistencia durante la
huelga. Lo cual demuestra no sólo la conciencia con
que se plantean los cambios sino que además la
voluntad de los estudiantes de realizarlos.
Por último debe convocarse a un Congreso
Nacional de Educación, donde estén representados
todos los estamentos de la sociedad, sin exclusiones
y evitando el secreto de círculos cerrados de expertos
donde poco o nada participa la ciudadanía. Dicho
Congreso se realizará con la participación de la
comunidad escolar, Colegio de Profesores y en fin el
complejo social del país. Sólo a través de ese
mecanismo se podrá promover una nueva ley orgánica
de educación, que responda a las necesidades reales
de la sociedad chilena.
Por Héctor Vega, Director, Fortin Mapocho, Chile
Alan García es el flamante presidente de Perú,
después de lograr mayoría sobre Ollanta Humala, con
un 53 por ciento de los votos. El nuevo presidente de
Perú enfrenta una difícil situación y un pueblo
decepcionado. Perú, uno de los siete países más
ricos del mundo en recursos naturales, con
exportaciones de miles de millones de dólares, no da
nada de todo esto a la mayoría de los peruanos.
Alan García es el candidato de la Alianza
Popular Revolucionaria Americana (APRA), fundada
por Raúl Victor Haya de la Torre, famoso político
latinoamericano, en 1924 en México con el fín de dar
la "lucha antiimperialista." En 1930 nace el APRA
peruano.
Entre 1985 y 1990, García fue presidente de
Perú, entonces uno de los presidentes más jóvenes
de Latinoamérica. En su gobierno declaró una
moratoria al pago de la deuda externa y limitó sus
pagos al 10 por ciento de las exportaciones del país.
A consecuencia de esta medida, Perú ingresó en las
listas negras de los financistas y agiotistas del
mundo, se le cortaron todos los créditos y no le llegó
dinero fresco. Esto causó el hundimiento del gobierno
de García, sumergido en sus propias contradicciones,
en la corrupción y en la guerra sucia.
Hoy, García tiene una presencia arrogante,
cuenta con el aval del imperialismo europeo-
norteamericano. Hoy es el candidato de la derecha y
la extrema derecha peruana ­Lourdes Flores le
enrostró: "García gana gracias a los votos prestados
de los conservadores." Mario Vargas Llosa, personaje
a la vez siniestro y delirante, expresó groseramente:
"hay que votar por Garcia con la nariz tapada."
Mientras, Alejandro Toledo -el presidente
saliente, mediócre e impopular, gastó su tiempo y
energia adulando poderosos, a disposición de los
Estados Unidos y atacando al proyecto bolivariano de
Hugo Chávez. Y García, siguiendo el ejemplo de
Toledo, ganó puntos atacando personalmente a
Chávez y acusándolo falsamente de inmiscuirse en
asuntos de Perú, chismes de la prensa hasta hoy.
García tratará de acelerar la aprobación del
Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos,
colocando a Perú en el círculo de "amigos del
imperio", junto a México, Colombia y Chile ­y quizás
al Uruguay de Vázquez.
Humala con 45 congresistas, ganador en 16 de
los 24 departamentos de Perú, casi un desconocido
para el mundo hasta la primera ronda, aglutina a los
más pobres. Humala y su Partido Nacionalista
Peruano, junto con Unión Por el Perú, son una fuerza
política a reconocer. La izquierda peruana, reducida
desde que en 1990 apoyara a Fujimori ­quien lanzó al
hambre a millones de peruanos con su shock
neoliberal- mantiene su prejuicios frente a Humala. La
izquierda latinoamericana también ha mirado a
Humala con cierto menosprecio, casi como a Chávez
en sus comienzos. Y sin embargo, no enjuicia a
quienes desde sus propias filas traicionan el proyecto
socialista defendiendo sin escrúpulo a los más ricos.
Los líderes se prueban diariamente en la lucha.
Terminada la elección Humala invitó a las fuerzas
nacionalistas, de izquierda, a los movimientos
regionales y organizaciones sociales a unirse a la
gran causa histórica de transformación social para
formar un Gran Frente Nacionalista .
Entre los puntos de su programa: Asamblea
Constituyente, Seguro Integral de Salud, política
Agraria Nacional, Sistema Educacional accesible a
todos, protección de los Recursos Naturales y del
Patrimonio Cultural. Su política externa: integración
latinoamericana, algo que precupó a imperialistas y
corporaciones: un Perú en el ALBA. El futuro nos dirá.
El movimiento que ha cambiado el mapa político del Perú
(MRF)
Portada | Edición Actual | Ediciones Anteriores | Contáctenos Siguiente