Alternativa Latinoamericana
      
background image
Alberta, Noviembre/November 2009
9
ALTERNATIVA Latinoamericana
DE MUJER...
Treinta Republicanos contra
Jamie Leigh Jones
¿Recuerdan Jamie Leigh Jones, la joven
contratada por Halliburton KBR que dijo fue
violada por la pandilla formada por sus
compañeros de trabajo en Irak y encerrada en un
trailer por haber reportado a la compañía el
ataque que sufró? Bueno, puede que finalmente
logre demandar a la compañia en una corte real
por el calvario que ha sufrido.
Su lucha legal comenzó luego que
Halliburton falló en tomar acción contra quienes
la atacaron y el Departemento de Justicia y
fuerzas militares tampoco hicieran nada. Jones
trató entonces de hacerle un juicio a la compañía
por no haberla protegido. Pero, gracias al
contrato de empleo creado durante el período de
ex Oficial Ejécutivo Corporativo de Halliburton,
Dick Cheney, Jones estuvo forzada a aceptar
arbitraje obligatorio -una forma de foro privado
donde Halliburton contrata al árbitro y todos los
procedimientos se efectuan en secreto y ella no
tiene derecho a apelar si pierde.
Información sobre la Asociación Americana
de Arbitraje muestra que Halliburton ha ganado
más del 80% de los casos sometidos a arbitraje,
y cuando miré la información hace dos años,
mostraba que de 119 casos arbitrados por
Halliburton por un período de cuatro años sólo
tres resultaron en cierta compensación monetaria
para el empleado. Sin duda todo estaba
arreglado contra Jones desde el principio.
Luego de 15 meses de arbitraje, Jones y su
abogado se dieron cuenta de esto y fueron a la
corte a disputar el contrato de arbitraje con la
esperanza de llevar el caso ante un jurado. Jones
argumentó que la violación en pandilla no estaba
relacionada a su trabajo y por lo tanto, no estaba
cubierta por el contrato de arbitraje. Finalmente,
dos años después, una corte federal fue sensible
y la apoyó. El 5to Circuito de Corte de Apelación,
encontró que sus lesiones no estaban, de hecho,
de ninguna forma relacionadas a su empleo y por
lo tanto, no estaban cubiertas en el contrato.
Uno de los jueces en su favor, Rhesa
Hawkins Barkdale, graduado en West Point,
veterano de Vietnam, y uno de los más
conservadores miembros de la corte, señala
quizás lo claro que estaba todo en este caso. Es
una gran victoria, pero una amarga muestra de lo
insidioso que es el arbitraje obligatorio. Le ha
tomado a Jones tres años de litigación llegar al
punto donde finalmente puede demandar a
quienes la lesionaron. Pasarán varios más hasta
que tenga chance de recibir justicia real.
Entretanto, su caso puede crear legislación
que prohiba toda clausula en favor del arbitraje
obligatorio en los contratos de trabajo y en otros.
La victoria de Jones llega como otro golpe a la
práctica que ha estado bajo fuego seriamente en
los recientes meses por ser fuertemente sesgada
contra los consumidores. En julio, el Fiscal
General demandó a una de las más grandes
firmas de arbitraje del país, el Foro Nacional de
Arbitraje, luego de descubrir sus lazos financieros
con las agencias de cobro ­que han usado sus
servicios en el cobro de deudas con tarjetas de
crédito. No es sorpresa, entonces, que FNA haya
fallado en favor de las compañias de tarjetas de
crédito en practicamente cada uno de los casos,
y despedido arbitros que fallaran en favor de los
consumidores.
La demanda legal llevó a que FNA terminara
con el arbitraje de casos de cobro de deudas a
consumidores. Desde entonces, el Banco de
América y otras firmas financieras han dicho que
dejarán de usar clausulas de arbitraje obligatorio
en sus contratos. Todo esto no ha logrado que la
Cámara de Comercio de los Estados Unidos, sin
embargo, deje de insistir con que el arbitraje
forzado es más barato, rápido y justo que las
cortes civiles, o que continúe peleando en contra
de la lesgislación federal relevante. Pero Jamie
Leigh Jones es un símbolo para la oposición, y es
dificil imaginarse como puede continuar con su
pretensión la Cámara de Comercio.
Stephanie Mencimer
(www.motherjones.com)(Trad.NF)
Corte
acepta proceso sobre
Violación Halliburton
Jaime Leight Jones puede tenga su dia en
Corte despues de cuatro años y gracias a una
enmienda al Acta de Appropiaciones del
Departamento de Defensa 2010 propuesta por
Al Franken en el Senado y secundada por Mary
Landrieu, Benjamin Carden, Amy Klobuchar,
John F Kerry, Jeff Merkley, Bill Nelson, Dianne
Feinstein, Sherrod Brown y Jeanne Shaheen. La
enmienda prohibe el uso de fondos de cualquier
contrato federal por Halliburton, KBR, Inc.,
cualquier subsidiaria, afiliada, o parte
contratada, si el mencionado contratista o
subcontratista exige la firma de cláusulas de
arbitraje mandatorio con respecto a ciertos
reclamos (como el de haber sido abusado
sexualmente o violado/a). La enmienda fue
propuesta el 1º de octubre y estudiada y
aprobada el 6 del mismo mes por 68 a 30 votos.
Al Franken, hoy senador y autor de varios
libros, fue el actor que creó en Saturday Night
Live a Stuart Smalley -el gurú que afirmaba
"Soy suficientemente bueno, suficientemente
inteligente y la gente me quiere."
De los demócratas presentes, Robert Byrd
y Arlen Specter se abstuvieron. Diez
republicanos favorecieron la enmienda: Kay
Hutchison, Susan Colinns, Lisa Murkowski,
Olympia Snowe, Bob Bennet, Orrin Hatch,
Chuck Grassley, George Le Mieux, Richard
Lugar y George Voinovich, y treinta votaron en
su contra. Los treinta son hombres blancos y
reaccionarios, muchos de ellos padres de hijas
que podrían enfrentar una situación como Jamie
Leigh Jones ha enfrentado. Dos de ellos son
médicos (Tom Coburn y John Barrasso), uno
incluso es obstetra (Coburn), pero la mayoría
son abogados. Hay unos pocos hombres de
negocios y hasta un veterinario. Todos han
hecho carrera favoreciendo a las corporaciones
y asegurando que estas sean INTOCABLES,
incluso cuando violan el derecho de ciudadanos
a llevar a la corte a depredadores de la peor
calaña, como ahora.
Entre los TREINTA, está el famoso "héroe
militar" y candidato a presidente John McCain,
quien ha sido además figura central del grupo
republicano de apoyo al golpe en Honduras.
Está Jim DeMint quien viajara a Honduras en
junio a entrevistarse con el golpista Micheletti.
DeMint, junto con otro de los TREINTA, David
Vitter (senador por Louisiana), patrocinaron el
año pasado un acta con el fin de quitarle fondos
a la Universidad de Berkeley (California) porque
estudiantes conectados a esa universidad eran
activos en el Código Rosado, un grupo en favor
de la paz que se manifiesta regularmente contra
la guerra en Irak y que es formado
mayoritariamente por mujeres. El Acta no fue
aprobada y DeMint y Vitter recibieron una
reprimenda por el proyecto pero la intención de
los senadores era clara: abolir el derecho civil a
la protesta en favor de un estado totalitario.
David Vitter llegó a la fama por otros
caminos al estar involucrado en el escándalo de
la "Madam" por usar prostitutas. La Madam,
Deborah Jean Palfrey, fue acusada y convicta
de proveer prostitutas en Washington DC a
través de su servicio de "acompañantes " y
Vitter era uno de sus clientes. Luego de ser
convicta el 2008 Palfrey se suicidó. CREW -
Ciudadanos por la Responsabilidad y Etica en
Washington, ha elevado una protesta oficial al
Colegio de Abogados de Louisiana por la
conducta de Vitter `--que no respeta el código
ético de su propia profesión.
Otro de los TREINTA es Mitch McConnell,
senador por Kentucky, que figura en la lista de
los quince miembros del Congreso "más
corruptos" de este año, lista que CREW
compila anualmente.
Otro de los TREINTA es John Ensign, de
Nevada, investigado en conexión al affair que
tuvo con Cindy Hampton, esposa de su ex jefe
de personal en su oficina y su mejor amigo. El
senador tuvo relaciones con Cindy Hampton
entre deciembre del 2007 y agosto del 2008,
incluso posterior a que ambos Hampton dejaran
de trabajar para él en abril del 2008. Según
Doug Hampton el affair continuó porque Ensing
no cejaba en perseguir a su mujer. Fue sólo
luego de que Doug Hampton enviara un correo
electrónico a Fox News amenazando con hacer
público el affair, que Ensign decidió hacerlo
público. Se cree que Ensign trató de comprar el
silencio de los Hampton con U$S 96 000 -
pagados a la pareja por los padres de Ensign.
Como telenovela, el escándalo incluye sexo y
dinero, además de la violación de la Ley que
prohibe que una figura pública use su influencia
para conseguirle trabajo a un exfuncionario de
su equipo, al menos no antes de que pase un
año de que ya no trabaja para él. Resultado de
esto Ensign ha renunciado a la presidencia del
Comité Político de su partido, que lo habría
llevado a ser candidato a la presidencia el 2012.
Ensign sigue, sin embargo, siendo miembro
activo de Promise Keepers-PK (Mantienen sus
Promesas) un grupo de "hombres cristianos"
comprometidos, entre otras cosas, a la
"santidad matrimonial."
A propósito de PK, Kevin Courcey
(www.positiveatheism.org) explica que su
fundador, el entrenador Bill McCartney, ha sido
figura controvertida que culminó su carrera con
una batalla legal por su insistencia en rezar con
su equipo antes de los partidos. Comenzó su
carrera de orador controvertidamente tambien
en 1989, hablando frente al violento grupo anti
aborto Operación Rescate y "llamando la lucha
por derechos de aborto una segunda guerra
civil." McCartney no tuvo empacho en usar su
papel de entrenador en la Universidad de
Colorado en favor de la Enmienda Colorado 2,
que limitaba los derechos de los gay en acceder
a protección legal contra la discriminación. Por
suerte la enmienda fue condenada por la
Suprema Corte por ser inconstitucional.
PK ha sido apoyado desde sus comienzos,
explica Courcey, por la derecha religiosa radical:
Jerry Falwell, Pat Robertson, Gary Bauer,
James Dobson y Bill Bright, financiaron el
lanzamiento de PK y continúan organizando y
hablando en sus oncentraciones. Es un
movimiento intolerante que define como pecado
otros puntos de vista: "Depende de nosotros,
protectores y proveedores para nuestras
familias, rescatar a nuestros niños de una
cultura que los ahoga en tolerancia," ha dicho
Dennis Rainey. Randall Terry, ex miembro de la
Coalición sobre Renacer (COR) urge a sus
seguidores a "dejar que una ola de intolerancia
los bañe...una ola de odio...Si, el odio es
bueno....Nuestra meta como nación
cristiana...nuestra misión bíblica es conquistar
este país...No queremos pluralismo."
PK tiene la agenda de la Nación Cristiana,
dice Courcey, asusta que incentive a que todos
los cristianos implementen esta agenda
cuestionable que denuncia la enseñanza de la
Evolución en las escuelas y quiere obligar a
rezar en cada clase. Esa intolerancia, pienso,
es fascista y la agenda que siguen es hipócrita
porque al tiempo que se presentan como
salvadores de la familia endorsan una visión del
hombre como superior a la mujer y líder natural.
Intental volver atrás nuestros avances. Espero
que sea tarde para ellos: que les sea imposible
subordinarnos y transformárnos en ciudadanos
de segunda clase.
NF (Alternativa Latinoamericana)
  Anterior Portada | Edición Actual | Ediciones Anteriores | Contáctenos Siguiente